¡Ayúdanos a compartir!

La Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio ha paralizado la construcción de una macrourbanización ilegal en suelo rústico, en el paraje conocido como Ribera de La Oliva en Barbate (Cádiz), con 70 parcelas, de las que se han precintado 48 en plena construcción detectadas en tres grandes parcelaciones urbanísticas.

Según ha indicado la Junta en una nota, debido a sus grandes dimensiones y al cerramiento con muros ciegos de algunas parcelas, la Inspección sobrevoló con drones la zona para determinar los límites físicos de la parcelación ilegal.

En las labores de precinto, que se han desarrollado este lunes, han participado once integrantes de la Inspección de Ordenación del Territorio y Urbanismo de la Consejería de Fomento y se ha contado con la colaboración de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

Así, han asistido dos patrullas de la Guardia Civil, dos de la Unidad de Policía de la Comunidad Autónoma de Andalucía, dos patrullas de la Policía Local de Barbate, dos patrullas de los Agentes de Medio Ambiente y también la fiscal delegada de Medio Ambiente de Cádiz.

Por su parte, las decenas de propietarios han sido citados a pie de parcela a distintas horas del día, siendo informados por la Inspección de Ordenación del Territorio de la orden de suspensión y precinto de las obras, y de la imposibilidad de continuarlas.

Las órdenes de precinto se han ejecutado con carácter cautelarísimo, antes incluso de la adopción del acuerdo de inicio de los preceptivos expedientes sancionadores y de restablecimiento de la legalidad que se incoarán a continuación, dado el “importante avance detectado en las tres visitas de inspección realizadas”. De hecho, según ha indicado la Junta, se estaban realizando de manera simultánea obras de urbanización y construcción sin licencia en más de 40 parcelas.

El precinto se ha desarrollado en un ámbito de suelo no urbanizable con parcelas incluidas dentro de los 500 metros adyacentes a la ribera del mar, es decir, dentro de la zona de influencia del litoral. Asimismo, todas las parcelas afectadas se encuentran dentro de la zona del Dominio Público Hidráulico del Arroyo de Mondragón, perteneciente a la Demarcación Hidrográfica del Guadalete-Barbate, tratándose en algunos casos de suelos con riesgo de inundación.

Igualmente, las parcelas más orientales colindan con el Parque Natural La Breña y Marismas de Barbate, declarada Zona Especial de Conservación, así como están junto al monte público catalogado Marismas DPMT, de titularidad demanial estatal.

La Junta ha señalado que esta actuación se enmarca dentro del protocolo de intenciones en materia de disciplina urbanística suscrito el pasado 1 de junio por la Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación con los Ayuntamientos de Barbate, Conil de la Frontera y Vejer de la Frontera, mediante el que se impulsaron líneas de cooperación y coordinación para atajar el problema ambiental, territorial y urbanístico provocado por la indisciplina urbanística.

En este sentido, la Junta ha manifestado que los inspectores de la Administración autonómica han destacado la importante colaboración prestada por la Policía Local de Barbate.